miércoles 24 de mayo del 2017

Totalmente escondidos en el chaparral espinoso, dos cenotes de aguas azules intensas, totalmente transparente el primero, azul marino el segundo, son una experiencia inolvidable de la naturaleza original de esta región.

 

Para llegar encontrará asfalto los primeros 35 km. y luego 18 km. de terracería en mal estado (doble tracción necesaria). Los dos se pueden apreciar fácilmente desde el camino; sin embargo, el acceso al agua es factible pero difícil. Contacto Posada Finca Chaculá.

Buscar

Directorio