sábado 24 de junio del 2017

Es uno de los destinos más conocidos de Guatemala a nivel mundial en especial por su famoso mercado.  Está localizado a 145 Km. de la ciudad de Guatemala. El significado del nombre es "Lugar de las ortigas", fue fundada por quichés que huían de la destrucción de Utatlán.  Se asentaron en las cercanías de Chaviar, emporio comercial  cackchiquel.

 

Mercado de Chichicastenango

Fotógrafo:  Boudjnah Chmouel, 2005

Niña en la fábrica

Fotógrafo: David Denis

Los vendedores comienzan a establecer sus propios stands portátiles en la plaza principal y las calles cercanas de Chichicastenango la noche anterior y puesta en marcha continúa en las primeras horas del día. Aunque a veces no es inmediatamente evidente, el mercado está muy bien organizado. Los vendedores de tipos específicos de elementos ocupan lugares tradicionales en el mercado. Los vendedores de frutas y verduras tienen su área tradicional que ocupan, así como a los vendedores de cerámica, cajas de madera, condimentos, plantas medicinales, velas, pom y copal (incienso tradicional), cal (cal para preparar tortillas), piedras de amolar, cerdos y pollos, machetes y otras herramientas. En la parte central de la plaza de mercado son comedores (pequeños restaurantes).

Fotógrafo: Poldavo

La entrada de la iglesia se llena por la presencia de vendedores de flores que tratan de aprovechar el flujo de tráfico de la iglesia. La zona está saturada por el humo del incienso que se aferra a los pasos. Los visitantes navegar por los vendedores y debe mantener un ojo vigilante sobre los escalones de piedra irregulares que podrían ser un peligro para ellos aún continúan las ventas de flores en todas las circunstancias. Chichicastenango, Guatemala

Fotógrafo: Emilio Labrador

Mercado y la iglesia

Fotógrafo: M del Cid

 

Los días jueves y domingo, las calles desaparecen en medio del martilleo de vendedores que arman sus puestos sobre la acera y centenares de compradores, locales y turistas, que caminan lentamente entre la multicolor oferta de productos.  Máscaras de madera, textiles de diversos materiales, cortes y huipiles de casi todo el occidente del país, instrumentos musicales, alfarería decorativa y utilitaria, remedios locales, accesorios para el pelo, collares, anillos con piedras semipreciosas, manteles, caminos de mesa, cuadros pintados, puestos de comida, animales, flores, monedas y billetes antiguos e incontables productos más son ofrecidos por los vendedores.  Caminar por el mercado es un placer que permite apreciar y conocer mucho de la cultura del occidente del país. 

Al centro del pueblo se encuentra la iglesia y cruzando la plaza enfrente de ella, el Calvario.  Ambos templos son visitados por turistas por su arquitectura y las piezas de arte sacro en su interior.  A un costado se encuentra el museo con piezas de distintas épocas de la historia maya quiché y de su expresión actual, como los bailes, ceremonias religiosas y ritos locales.

Es el centro del poblado y de la vida comercial de los "Maxeños" (gentilicio que se le da a los pobladores  de Chichicastenango, derivado de Max, que significa Tomás en lengua Quiché). Los comerciantes bajan los días jueves y domingos, hasta la plaza central para vender sus artículos, en un impresionante mercado indígena, que poco ha variado durante siglos.

 

Iglesia de Santo Tomás

Construida en 1540 sobre restos arqueológicos de un templo prehispánico, representa un espléndido ejemplo de arquitectura colonial. En las afueras y en su interior se mezclan los ritos indígenas y ladinos. Su escalinata de 18 gradas es de importancia para la práctica de los rituales indígenas, por sacerdotes mayas chuchkajau, que rezan y queman mazorcas de maíz llenas de copal.  Adentro, las familias enteras se arrodillan y rezan ante los altares, cargados de velas, veladoras y ofrendas  de flores, alcohol y en algunos casos comida.

 

Calvario del Señor Sepultado

Su arquitectura presenta características similares a las de las iglesias del altiplano.  En sus gradas, los adivinos se reúnen para dar consuelo a los "Maxeños"

 

Cerro Pascual Abaj

También conocido como "Turcaj". Es una de las tantas elevaciones de Chichicastenango. En este lugar se realizan manifestaciones religiosas de profunda tradición: Ceremonias y ritos ancestrales dedicados a Pascual Abaj (deidad de piedra), en la que se funden el catolicismo español y la religiosidad ancestral maya.

 

Cómo llegar

Para llegar cruce en la carretera Interamericana a la altura del kilómetro 128, en el lugar conocido como Los Encuentros.  A partir de allí hay 14 kilómetros hasta la entrada de este particular destino.

Buscar

Directorio