jueves 17 de agosto del 2017
Home  >  Destinos  >  Izabal, Caribe Verde

El Caribe está presente entre las opciones que hay para visitar en Guatemala, siempre con las características propias de un país tan diverso como Guatemala. Con su original encanto, ricos ecosistemas y la alegría de la cultura garífuna, ofrece un encuentro con un Caribe de exuberante belleza natural. La representación de la diversidad en todo su esplendor se refleja en el Caribe Verde que es el hábitat de diversas especies, entre sus reservas naturales están Río Dulce, Bocas del Polochic, Punta de Manabique y el Biotopo Chocón Machacas.

También cuenta con el sitio arqueológico de Quiriguá, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y en donde está la famosa “estela E” de 10.5 metros de alto, la más alta del Mundo Maya.

Además, brinda a los visitantes la impresionante historia del “Castillo de San Felipe”, que fue construido para evitar que los piratas ingleses llegaran a territorio guatemalteco.
El imponente Lago de Izabal, el más grande del país, el contraste de selva, mar y ríos, la mezcla de las culturas  garífuna y maya hacen que este paraíso desborde magia y fantasía.


Parque Nacional Quiriguá

El Parque Nacional Quiriguá tiene singular importancia, declarado Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO,  en 1981. Posee las estelas más altas de la civilización maya. Está situado en la región del Valle Bajo del Río Motagua, entre plantaciones de banano. Este valle parece haber tenido ocupación humana desde el Período Pre-clásico (1500 a.C.) hasta el presente. Investigaciones arqueológicas demuestran que el Parque Nacional Quiriguá fue poblado desde los inicios del Período Clásico Temprano (250-400 d.C.) o desde antes hasta su colapso a finales del Clásico Tardío (600-900 d.C.).

La vida de sus habitantes así como su economía se fundamentó en la agricultura de maíz y otros cultivos. Posiblemente el sitio esté localizado allí para controlar la ruta comercial por canoa a lo largo del Río Motagua, desde el Altiplano Central hasta el Océano Atlántico, desde este punto también podía controlarse la exportación de jade y obsidiana provenientes de áreas cercanas.

El Parque Nacional Quiriguá está compuesto por las siguientes estructuras: 

El Centro Mayor
Gran parte del mismo continúa sepultado bajo la tierra que anualmente es arrastrada por las lluvias; es por esta razón y debido a que las construcciones más tempranas se encuentran debajo de las más tardías, que lo que hoy vemos pertenece al último período de ocupación del Clásico Tardío.

Plaza Central
Probablemente fue un lugar público, utilizado para la celebración de grandes ceremonias religiosas. Las estelas y zoomorfos esculpidos se encuentran dentro de la plaza.

Juego de pelota
Lugar destinado para actividades físicas de carácter ceremonial; sus restos arquitectónicos se encuentran dentro de una plaza y está rodeado por escalinatas en tres de sus lados.

Acrópolis
El arreglo de las estructuras forma un espacio, cerrado por residencias de los gobernantes y su grupo élite. Los palacios que conforman la Acrópolis, presentan la típica bóveda maya y están decorados con estucos policromados.

Monumentos
Los artistas de Quiriguá produjeron bellos ejemplares de escultura monumental que reflejan el arte Maya clásico en su apogeo, pero también incorporaron un estilo propio especial; los monumentos (estelas) fueron esculpidos en piedra arenisca y erigieron uno o dos cada HOTÚN (5 años) aproximadamente.

Los textos proporcionan fechas y relatan datos históricos sobre varios gobernantes. La secuencia es bastante regular desde la dedicación de la estela H en el 751 d.C. hasta el 810 d.C., después de lo cual cesa la actividad en el Sitio. Es notorio que al inicio de la secuencia se erigían estelas cada vez más elaboradas (estelas H, J y F). Con posterioridad, cambian a zoomorfos aún más elaborados. Luego vuelven a erigir estelas, hasta culminar con la fecha de la dedicatoria (810 d.C.) que se encuentra en la cornisa de la estructura de la Acrópolis.

Cómo llegar
El Parque Nacional Quiriguá está ubicado a 208 Km. de la Ciudad de Guatemala (4.5 horas) en el municipio de Los Amates, departamento de Izabal. Para llegar se sigue la Carretera al Atlántico (CA-9 Norte) que conduce a Puerto Barrios y en el Km. 204 se encuentra señalizado el cruce hacia Quiriguá, de donde se encuentra a 3 Km. por carretera asfaltada, cruzando por extensas plantaciones de banano que rodean el área.

Cuenta con un Centro de Visitantes con sala de interpretación y exposiciones, maqueta a escala del sitio, fragmentos de esculturas y cerámica, servicios sanitarios, artesanías, parqueo, tienda con venta de bebidas y comida.

Los guarda parques del sitio pueden acompañarle en su recorrido y brindarle información del área. Horario de lunes a domingo de 8:00 a 16:30 horas.

 

El Boquerón, Izabal

A solo 35 Km. de Río Dulce  le espera una maravillosa experiencia, usted podrá realizar un recorrido en cayuco por el río Sauce, el cual lo conducirá  a un sitio impresionante con laderas de piedra las cuales utilizando su imaginación le permitirán encontrar figuras de seres humanos, observar variedad de fauna y escuchar a los monos aulladores que viven en los arboles que rodean  el sitio.
En el lugar además podrá disfrutar de un delicioso baño en las aguas cristalinas, le invitamos a no perderse esta visita.
Para llegar en carro o bus hay que llegar hasta Río Dulce y luego en lancha por el Lago.

 

Finca El Paraíso, Izabal

Un lugar, como lo dice su nombre, paradisíaco. Una finca transformada y adaptada para recibir turistas. Se encuentra a las orillas del lago de Izabal, con un restaurante donde se pueden disfrutar de comidas caseras, como un delicioso caldo de gallina.

Cuenta con servicio de hospedaje en ranchitos muy característicos del área. Se puede llegar a las pozas ya sea por tractor o por carro.

La poza es la razón del nombre, ya que sale un río de agua muy fría, donde cae una catarata de agua caliente. La mezcla de estas dos temperaturas, hace un lugar único en el mundo. Desde la catarata se puede caminar río arriba, hasta llegar a una cueva donde se puede entrar nadando. Para sentir diferentes temperaturas del agua solo debe acercarse o alejarse de la cascada para sentir agua caliente, tibia, o lo refrescante de un caudal frío en medio del calor.

Está ubicada en Izabal a 35 minutos del Puente de Río Dulce. El recorrido que lleva al Castillo de San Felipe se bifurca en un cruce que lleva hasta el lugar.

El paisaje que se admira en el camino es bellísimo, y al llegar podrá pasear en un camino entre el bosque, que en 15 minutos llega a las cataratas. Para los amantes de las playas, del otro lado, a 5 minutos en vehículo, se encuentra una playa con restaurantes, canchas de juegos y áreas verdes. 

El acceso a esta finca está en buen estado, no es necesario llevar vehículos de doble tracción. Cuenta con seguridad local y en la cascada se puede encontrar niños y personas en general vendiendo comida para los visitantes.

Además hay un comedor en la entrada donde se puede almorzar y disfrutar de bebidas frías y se permite acampar.

 

Sendero Las Escobas, Izabal

Está ubicado a 5 Km. del mercado cantonal de Santo Tomas de Castilla sobre la carretera de terracería hacia la playa Punta de Palma. Durante el recorrido a este lugar, se pueden observar descansos con información sobre la diversidad de flora y fauna.

Las Escobas es un centro turístico localizado en la aldea del mismo nombre en Santo Tomas de Castilla, Izabal. El lugar es uno de los atractivos que se ofrecen a los turistas que atracan en el puerto de Santo Tomas de Castilla en la temporada de cruceros.

El recorrido se divide en zonas: Pozas y Cascadas; zona de  orquídeas y flores de diferentes clases; zona de palmeras; el Mirador; la zona del jaguar (poco accesible); zona de variedad de árboles madereros y ornamentales. Dentro de las especies de madera destacan el Palo Santa Maria, Chico, Negrito y Huesito.
Cuenta con 41 mil 432 hectáreas en donde se refugian más de 450 especies de aves, siendo este uno de los principales atractivos en época de verano para los amantes del aviturismo. Las Escobas es una de 170 áreas protegidas de Guatemala que cuenta con nacimientos de agua.

El ingreso a esta área protegida tiene un costo de Q40 por adulto y Q5 para niño. Los extranjeros pagan US$ 8.00 Lo recaudado sirve para el manejo y conservación del área.

 

Siete Altares, Izabal

Es un área protegida que cuenta con riqueza natural variada entre flora y fauna propia de la región, es posible encontrar en el lugar cangrejos, mariposas, peces y vida silvestre exótica, sin embargo la caza está severamente prohibida y perseguida. Este sitio era visitado por Agustín Baltasar (Chamán) quien lo usaba como un centro místico de curación.

Llegar es relativamente fácil pues un recorrido de unos cuantos minutos en lancha desde Livingston son suficientes. Entrar cuesta Q10.

7 Altares es una sucesión de siete pozas de agua dulce que llegan al mar Caribe cerca de Lívingston. A partir de la entrada, se camina en la separación entre pozas con los pies en el agua, por lo cual hay que ser muy cuidadosos al caminar. La temperatura siempre rodea los 30 grados, y el agua está a los 2 y 25.

Adentro en la selva, está la última poza que es más profunda e ideal para bañarse y hacer clavados desde las rocas que la rodean.

La familia que administra el lugar y que está a la garita de entrada ofrece bebidas y comida tipo garífuna. Dentro del lugar no hay lugares adecuados para comer.  
Debido a que el nivel de agua baja de vez en cuando, el momento ideal para ir es después de la temporada de lluvia, pero la caminata está preciosa a cualquier momento del año.

 

Puerto Barrios, Izabal

Es la  cabecera departamental y se encuentra a 297 Km. de la ciudad capital, es el punto de partida del recorrido fluvial por el Río Dulce, que tiene 42 Km. de recorrido. Aquí se encuentran los principales comercios, hoteles, restaurantes y centros nocturnos. Es el hogar de una importante comunidad garífuna, que posee un rico folclore.

Tiene una gran actividad comercial en el puerto Santo Tomás de Castilla y Puerto Barrios, donde atracan barcos comerciales y cruceros.

Entre sus platillos tradicionales se encuentran el Tapado (caldo de mariscos con plátano y banano con leche de coco), rice and beans (arroz con fríjol colorado), machuca (sopa de plátano molido), pan de coco y giffiti (licor a base de raíz), entre otros.

 

Livingston, Izabal

Livingston ofrece playas caribeñas de aguas cristalinas, palmeras, vegetación exuberante y arena blanca, selva, el esplendido cañón del Río Dulce con sus lagunas y riachuelos adyacentes, una rica fauna, en la que abundan una gran variedad de aves marinas y otros pájaros tropicales.

Cuenta con una buena selección de hoteles y restaurantes con todos los servicios que se ajustan a todos los presupuestos.

Discotecas, tour operadores y servicios de transporte marítimo son unas de las alternativas para que pueda visitar las bellezas de Livingston, desde el cañón de Río Dulce hasta el lago de Izabal, los Cayos de Belice o la Punta de Manabique, por mencionar solo unos pocos.

Livingston tiene una situación geográfica privilegiada, situado al abrigo de la Bahía de Amatique, protegido de tormentas tropicales y huracanes, y cercano a los países vecinos de Honduras y Belice. Todo ello lo convierte en el punto de partida por excelencia para el turista o viajero que quiera descubrir esta parte de la costa del Caribe.

Una de las características más interesantes de Livingston es que en este pequeño rincón de Guatemala conviven armoniosamente diferentes etnias. Por un lado Los Garifunas que arribaron en el año 1802 procedente de la isla de Roatan, Honduras.

También están los hindúes que arribaron por Belice, por supuesto los Q'eqchi descendientes de los Mayas y  por último los Ladinos que engloban a grupos sociales con diferentes orígenes y cultura.
Todos ellos hacen de Livingston un pueblo de gente trabajadora que mira hacia el futuro con entusiasmo y colabora unida para lograr el desarrollo prospero y ecológico de esta región, conocida en Guatemala como la Tierra de Dios. También cuentan con varias aéreas protegidas como Rio Sarstun, el Cañón del Rio Dulce.

 

Castillo San Felipe de Lara, Izabal

Este Monumento Histórico Nacional y  fortaleza defensiva es uno de los sitios turísticos más importantes de la zona, cuenta con servicio de guías turísticos en sus instalaciones y forma parte de un corredor de castillos en las costas del Atlántico.

El Castillo de San Felipe de Lara está ubicado en la embocadura del río Dulce y el Lago de Izabal, en el oriente de Guatemala. Fue construida en el siglo XVII para proteger las propiedades coloniales contra los ataques de piratas. El río Dulce conecta el lago de Izabal con el mar Caribe, estuvo expuesto a repetidos ataques de piratas en el siglo XVI y aun hasta el XVIII. El rey Felipe II de España ordenó la construcción de la fortaleza para contrarrestar el pillaje por los piratas.

En 2002 fue inscrito en la lista tentativa del Patrimonio de la Humanidad de UNESCO.

Es posible visitar cada una de sus partes pues la tarea de restauración ha sido extensa y exitosa. La vista desde la parte alta del torreón es bellísima. También se cuenta con paseos por lancha a los alrededores.

Para llegar al Castillo se debe tomar la Carretera al Atlántico hacia el oriente de Guatemala y dirigirse hacia el departamento de Izabal. Una vez allí, habiendo cruzado el puente de Río Dulce, encontrará las señales que indican el camino hacia el castillo. Este destino turístico está a aproximadamente 3 horas desde la capital de Guatemala.

 

Lago de Izabal

El lago de Izabal, también conocido como golfo Dulce, es el mayor lago de Guatemala con 45 Km. de largo por 20 Km. de ancho, con un área de 589,6 km². Drena en el mar Caribe a través de un lago más pequeño, el golfete Dulce, y el río Dulce.

Está rodeado de hermosas playas como El Estor, Mariscos y Playa Dorada, así como de exuberante vegetación, por lo que ofrece al visitante  un panorama de gran belleza, es un lago navegable y pueden formarse con viento y olas de alguna consideración.

 

Río Dulce, Izabal

El desagüe del Lago de Izabal, en la bahía de Amatique, es un curso de agua alrededor de 30 Km. de longitud.  Su ensanchamiento medio, llamado “El Golfete”, casi constituye una laguna. Además, está rodeada de ambientes selváticos.

El río Dulce se encuentra entre el lago de Izabal y la bahía de Amatique de alrededor. Es desde 1955 una de las primeras áreas protegidas de Guatemala. Cuenta con 7.200 ha, donde se encuentran ecosistemas acuáticos y manglares estuarinos. Es hábitat del manatí, mamífero en peligro de extinción, así como cocodrilos de la especie acutus.

El cañón en la desembocadura del río sobre la bahía ofrece una belleza escénica singular por su vegetación y por ser refugio para muchas aves marinas. Para recorrer los 16 Km. que distan entre el golfete y el mar, las aguas del río se introducen por una enorme grieta que separa las montañas donde altas paredes de rocas calizas con exuberante vegetación, de 120 a 150 m de altura ocultan casi por completo la luz del sol, en este lugar el río presenta una profundidad de 30 a 50 m, y un ancho de 200 m.

Al biotopo del manatí únicamente puede accederse por vía acuática, ya sea desde la aldea Río Dulce, municipio de Livingston, o desde Puerto Barrios. La aldea Río Dulce y el puerto de Livingston cuentan con lanchas que hacen los recorridos a través del río y el cañón. Ambas localidades cuentan con servicios de hotelería y alimentación de todas las categorías, además de marinas. La visita al parque puede combinarse con la del Biotopo Protegido Chocón Machacas, y el Castillo de San Felipe de Lara, con el cual compone una unidad.

Sobre éste, está ubicado el puente más largo de Guatemala el cual tiene una altura de 45 metros y posee una longitud de 1.563 m y se encuentra a la entrada de la ciudad de Río Dulce.

Buscar

Directorio