lunes 24 de abril del 2017

Un lugar, como lo dice su nombre, paradisíaco. Una finca transformada y adaptada para recibir turistas. Se encuentra a las orillas del lago de Izabal, con un restaurante donde se pueden disfrutar de comidas caseras, como un delicioso caldo de gallina.

 

Caminos de Hacienda Tijax

Fotógrafo: Marina K. Villatoro, 2010

En la Finca El Paraiso, cerca de Rio Dulce, Izabal, Guatemala..

Fotógrafo: Fernando Reyes Palencia, 2012

Nadando en la Finca El Paraiso

Fotógrafo: Marina K. Villatoro, 2010

 

Cuenta con servicio de hospedaje en ranchitos muy característicos del área. Se puede llegar a las pozas ya sea por tractor o por carro.

La poza es la razón del nombre, ya que sale un río de agua muy fría, donde cae una catarata de agua caliente. La mezcla de estas dos temperaturas, hace un lugar único en el mundo. Desde la catarata se puede caminar río arriba, hasta llegar a una cueva donde se puede entrar nadando. Para sentir diferentes temperaturas del agua solo debe acercarse o alejarse de la cascada para sentir agua caliente, tibia, o lo refrescante de un caudal frío en medio del calor.

Está ubicada en Izabal a 35 minutos del Puente de Río Dulce. El recorrido que lleva al Castillo de San Felipe se bifurca en un cruce que lleva hasta el lugar.

El paisaje que se admira en el camino es bellísimo, y al llegar podrá pasear en un camino entre el bosque, que en 15 minutos llega a las cataratas. Para los amantes de las playas, del otro lado, a 5 minutos en vehículo, se encuentra una playa con restaurantes, canchas de juegos y áreas verdes. 

El acceso a esta finca está en buen estado, no es necesario llevar vehículos de doble tracción. Cuenta con seguridad local y en la cascada se puede encontrar niños y personas en general vendiendo comida para los visitantes.

Además hay un comedor en la entrada donde se puede almorzar y disfrutar de bebidas frías y se permite acampar.

Buscar

Directorio